El valor del silencio

MEDITACIÓN

“Busquen dentro de uds mismos la paz y la armonía, la fuerza y la convicción como para revertir todo esto. Serenando vuestra mente y aquietando vuestras almas verán claro, y comprenderán que el momento actual está centrando sobre uds importantes expectativas de trascendencia para todos.
Si no meditan no conectan, y si no conectan no reciben, y si no reciben, no saben qué hacer, dónde y cuándo hacerlo. ¿Y qué deben de hacer? Pues todo lo que han aprendido; todo lo que se os ha enseñado, porque acaso ¿Rama no es contacto y comunicación? No desperdicien un tiempo que ya no les pertenece. No descuiden ni siquiera por un instante el puente con el universo, porque ahora depende exclusivamente de uds. que la conjunción de los ciclos sea fructífera”. Con amor SAMPIAC.

Sixto Paz Wells

pd: de todo se aprende siempre 🙂
feliz finde amigos queridos! amor y luz!

El silíceo, y la conexión entre espíritu y materia

 El silicio es el segundo elemento más extendido en la tierra después del oxígeno. Se extrae principalmente de los cuarzos, minerales  y la tierra o la arena de la playa.   Es un semiconductor, eso quiere decir que puede ser usado como aislante o conductor eléctrico, pues en sí no son ni una cosa ni la otra, depende como se manipule, puede comportarse en cualquiera de los dos estados.

El silicio se encuentra distribuido en el cuerpo humano, en el tejido conjuntivo, cartílagos, arterias, circula por la sangre nutriendo células y tejidos. se encuentra también en el timo, las adrenales, el hígado, bazo, páncreas, la piel, las uñas y el cabello.

 El cabello es muy importante, hay una reserva de silicio en él, las personas con el cabello largo tienen más sensibilidad e intuición gracias al silicio almacenado, y al cortarse el cabello, cortamos esa reserva de silicio y perdemos esa sensibilidad.

 Según Rudolf Steiner, creador de la antroposofía y del cultivo orgánico, afirmaba que el silicio tenia la cualidad de atraer la energía cósmica, siendo una amalgama del cuerpo con el espíritu. Es decir la energía del cosmos, llámese éter,  prana etc, lo almacena el silicio y lo distribuye por todo el organismo a través de la sangre. Siendo un conductor de la energía espiritual en la materia. También afirmaba que las personas materialistas tenían un déficit de silicio en el cuerpo.

Según cuenta en cada célula hay una estructura vibratoria microcristalina, que hace posible este nexo de energía cósmica/materia.
La conexión espiritual con el cosmos y la tierra, se debe gracias al silicio, sin él se dificulta y se bloquea dicha conexión.

El hecho de caminar descalzo sobre la arena de la playa o en la tierra en el campo, facilita esta conexión y te nutres de esta energía.
En la actualidad con el calzado que llevamos con suelas de goma, nos aíslan energéticamente, por eso es bueno caminar descalzo directamente en la tierra todas las veces que se pueda.

En la tierra encontramos silicio en las piedras, cuarzos, arena, cristal de roca, en las plantas por ejemplo está en la cola de caballo, ortiga, y en las algas diatomeas.
Junto con el agua y el oxígeno, el silicio se convierte en ácido silícico, y de esta forma se asimila mucho mejor en el organismo.

Respirar polvo de silicio sin embargo es muy tóxico para el cuerpo humano , provocando diversas enfermedades pulmonares. Siendo una enfermedad típica de los mineros o profesionales en pulido de mármoles, o que estén expuestos al silicio en esta forma.

En el crecimiento y formación de los huesos por ejemplo, el silicio es quien dirige y organiza donde tiene que ir el calcio, como si el silicio fuera el arquitecto y el calcio los ladrillos, sin silicio el calcio. no va a donde tiene que ir y se elimina del organismo.

Básicamente el silicio tiene tres destinos o funciones.
1º  En la formación de cartílagos y huesos
2º En la salud cardiovascular
3º En la salud cerebral
Aporta elasticidad a los tejidos y los vasos sanguíneos, a parte de rejuvenecer la piel.

El silicio ayuda a la formación de linfocitos, a parte de la sangre también se encuentra en el sistema linfático, acumulándose en el timo, amígdalas, bazo, y por lo tanto ayuda al sistema inmunológico.
Ayuda a extraer ácido úrico.

Los alimentos que más silicio aportan son:
En primer lugar esta la avena, consumida masivamente por culturistas para alimentar la musculatura y ligamentos. La proteína sin silicio no se asimila igual, por eso es importante complementarlo para una buena asimilación.
La cebada.
La cerveza, precisamente por el aporte de cebada. tenga alcohol o no, tienen la misma concentración de silicio.
Arroz integral   Patatas   Remolacha o betabel   El mijo   Las granadas
alfalfa   lechuga   pepino   aguacate
Todos los cereales integrales
Y sobretodo el agua directa de un manantial sin procesar.

Costumbres tan sanas como jugar en la tierra,  caminar descalzos, llevar el pelo largo, tomar agua de manantiales naturales sin tratar, no vacunarse, cada vez son menos habituales, y hasta nos meten miedo o están mal vistas en la actualidad, en definitiva son actividades que nos devuelven la conexión perdida y ayudan a tener conocimiento de nuestra verdadera identidad, y además nos suben las defensas nos aportan salud, y rejuvenece nuestra piel.

 Hay que perder  el miedo a las bacterias, como si ellas fueran el enemigo, nos quieren convencer que un mundo estéril  es salud, y un mundo estéril es un mundo muerto. Una cosa es estar en un quirófano, que por razones evidentes tiene que ser así,  y otra convertir tu hábitat y entorno en un campo estéril.

Resumiendo el silicio es nuestro elemento de conexión, es como una antena biológica que nos conecta con el cosmos y la tierra, y nos permite tomar consciencia de  nuestra verdadera identidad. Esta antena está en nuestro cuerpo, en la sangre en las células en el cabello, las capacidades extrasensoriales se manifiestan en la materia gracias al silicio y está en nuestras manos aprovecharlo o no.

Joaquin Piquer

 http://elblogdejoaquinpiquer.blogspot.com.ar

Cuando pasas tu vida por tu corazón

“Cuando comencé natación, lo hacía para solucionar dolor en la zona cervical, que ya era serio pues llegaba a mareos y descomposturas.
Verdad era, que al margen de saber que hay cosas que no tienen solución, pensaba: mientras tanto entrénate Daniel, para estar mejor preparado.
A medida que nadaba mi mente y mi cuerpo estaban en armonía, todo en un solo cauce, un solo fin.
Un día me invitaron a hacer el cruce de la laguna.
Acepté.
La inmensidad, libertad, desafío, fue indescriptible.
Luego me di cuenta que para progresar​ necesitaba entrenar más y mejor.
Para lo cual debi luchar con incomprensión, organización, priorizar cosas, etc.
Y seguí.
Participé en unas competencias y salí subcampeón en el verano de 2013
Sabía que podría haber sido mejor, pero eso fue anecdótico, lo importante es que necesitaba mejorar.
En el club los profes no me prestaban mayor atención que uno más, ya estás “grande”, lo que “mal aprendiste” o lo que no, no lo cambiarás ahora…
No los juzgué, no veían más allá, no me veían realmente…
Igual me tire a nadar Villa Urquiza Paraná 21km…
Wauuuu​, fue genial, pero aún nadaba mal, pero nadé, era el paso, el salto.
En el momento indicado, vino un nuevo profe, le conté mis preocupaciones, me dijo que si él enseñaba a nadar a personas que les faltaba una pierna o un brazo, por que no iba a aprender yo…
Empecé de cero, literalmente tragando agua.
Poco a poco comencé a mejorar, y para mi sorpresa me encontré nadando con “el grupo de natación” como un igual.
Durante un tiempo ninguna carrera corrí, la estaba haciendo en mi interior.
Este año 2017, volví a hacer la Villa Urquiza Paraná, y primero en mi categoría!
En el grupo no soy uno más, me respetan por ello, aunque no me lo digan, se aproximan, me invitan a compartir.
Pero yo sé que puedo dar más…
Hablé con el profe sobre un problema con la patada, resulta que cuando más esfuerzo empeño más me canso, más me freno.
El profe me dijo, “no necesitas patalear tanto” debes “coordinar” la patada “una brazada izquierda junto a una patada derecha”
“Practícalo”
Me pregunte por que en estos años eso no lo vi, por que no me lo dijo… Me di cuenta que solo hice una cosa a la vez, primero lo que necesitaba en primer lugar, solo cuando aprendí eso estuve preparado para preguntar lo otro, y la sorpresa fue la simplicidad de la respuesta
Y así es amigo.
Viendo para atrás me conmueve el camino recorrido
Hacia adelante, no lo se, solo sigo entrenando…”

Daniel Aimaretti
una reflexión que me envió un amigo y me parece genial compartir 🙂 
amor, perseverancia y luz para todos!!! Felicitaciones Dany te lo re merecés!!!