Libre de resistencia

“He aquí las malas noticias:
No puedes ‘superar’ un sentimiento.
No puedes ‘pasar’ de él.
No puedes liberarlo.
No puedes dejarlo ir. 
No lo puedes transformar o transmutar.
Ni siquiera puedes sanarlo.
Todas esas ideas vienen de la mente,
no del cuerpo, no del Corazón.
Todas ellas son formas sutiles de violencia,
sigilosas formas de decirle ‘no’ a un sentimiento,
con el fin de hacerlo desaparecer,
de llevarlo a la muerte.
Aprendemos a dejar ir ese ‘dejar ir’.
Olvidamos el intento de liberar.
Ponemos fin al agotador esfuerzo de sanar.
En su lugar, estamos presentes.
Ofrecemos al sentimiento nuestra simple presencia.
Nuestra atención libre de resistencia.
Nuestro amor.
He aquí las buenas noticias:
En este campo de presencia
el sentimiento deja de ser un problema,
un enemigo, una aberración, una mancha,
un obstáculo para la libertad.
Ya no es ‘algo malo’.
Ya no es ‘negativo’.
Ya no es una amenaza.
Ya no es un hijo no deseado.
Ahora eres su guardián, su protector,
su amoroso padre, su Hogar.
Y es acogido con gran ternura; en un apacible espacio de aceptación,
el sentimiento se queda por un rato, o se va,
o regresa,
o nunca regresa,
pero de cualquier manera,
estás sanado de la necesidad
de encontrar sanación en algún otro lado.
No sanas sentimientos,
ellos te sanan, cuando les permites
guiarte de vuelta
a tu Completud original,
a tu amorosa naturaleza,
a tu respiración,
a tu lugar en esta Tierra.”


Jeff Foster

Demasiadas pretensiones

“Nadie ha despertado jamás. 
Quienes menos despiertos están son los que creen estar más despiertos. 
El despertar es la ilusión más grande de todas.
Nunca nadie ha trascendido el cuerpo, perdido el ego, ido más allá de la mente o extinguido el yo separado.
Nadie ha llegado a la meta. No hay ninguna.
Las metas son solo para la mente.
Al corazón no le interesan las metas, de todos modos.
Demasiadas pretensiones. Demasiadas imágenes. 
Cuántas historias nos contamos a nosotros mismos, solo para evitar sentir nuestra vulnerable condición humana, nuestra angustia, nuestra mortalidad.
¿A dónde con la idea de ser un maestro?
Me encanta ser nada. Me da total libertad para ser cualquier cosa en cualquier momento. 
Y entonces la enseñanza emerge de allí. 
Desde un corazón alegre. 
Desde la mente de un principiante. 
Desde la completa ausencia de respuestas. 
Desde el eterno estudiante que llevamos dentro.
Cuidado con aquellos que saben. 
Enamórate de no saber.
Arroja tus palabras al río, amigx. 
Sacrifica tus conclusiones por la risa de un niño.
Sé pura creatividad.”


Jeff Foster

El alma del otro

“EL ALMA DEL OTRO ES SENSIBLE A NUESTRAS INTENCIONES.
Por eso…sé impecable. Actúa con radical honestidad.
Debajo de todas esas capas de la tercera dimensión, late un ser estelar, como tú.
No importa si el otro olvidó que venimos de las estrellas, tú lo sabes, por eso sé impecable.
Jamás manipules, jamás especules y aprende a poner límites si el otro no te cuida.
Es hora de rectificar los vínculos en esta tierra, y elevarlos
Paz y bien”


Hania 
Czajkowski

Vení con los árboles

“Toda la naturaleza está en perfecta paz, equilibrio, quietud, silencio, éxtasis. ¿Y vos? ¿Qué pasa con vos? ¿Qué sos? ¿Por qué no te sentís unido orgánicamente a todo lo demás? ¿Por qué te sentís separado? ¿Qué es esta entidad que se siente separada? Es como una distorsión, como una interferencia. Imaginate este planeta sin humanos. Todo danzaría en perfecta armonía, todo sería como una dulce sinfonía, todo sería parte de algo más grande, todo estaría conectado. Pero vos te sentís separado; te autoexcluís.

No sos como una flor más, como un río más, como un ciervo más. ¿Qué sos? Vení con nosotros, vení con los árboles, con la arena, con el mar, con las montañas, con los elefantes, con los gatos, con la lluvia, con el sol. Vení con nosotros, no seas tímido, no te sientas inferior. ¿Donde te pensás que estamos? No habitamos en el tiempo, no tenemos una mente que nos esclaviza.

Vení, volvé, fundite con nosotros. No quieras ser alguien. ¿A dónde te fuiste? ¿Qué es eso que te aprisiona llamado mente? ¿Qué hacés preso ahí? ¿Por que no te liberás y permitís que tu conciencia se expanda hasta abarcarlo todo? Estás identificado con una idea llamada Juan Pérez o como te llames. No sos nadie, sos el vacío mismo. Sos la libertad, la paz, el silencio infinito. Y seguís creyendo que sos alguien, que sos una persona.

Cuando eras un niño pequeño no creías que eras alguien y sin embargo existías. Eras feliz, estabas completo, integrado. Eras más inteligente que ahora, te dabas cuenta de cómo era la cosa. Ahora tu inteligencia se obstaculizó, el libre fluir de tu energía se estancó. Vení con nosotros, volvé a Casa, volvé al Paraíso. Estamos esperándote, nuestro Padre está esperándote. Volvé, volvé.”

Ivo

Un domingo de mi Vida

“Me desperté y agradecí a Dios por mi conciencia, mi camino y por tener la dicha de experimentar un nuevo día. Puse un sahumerio con aroma a divinidad y música de frecuencia elevada. Escribí como 2 hs. profundizando en mi verdadera naturaleza de luz, indagando y confrontando al ego para revelar su inexistencia.
Me hice preguntas como: “¿Puedo ser lo que estoy siendo o tengo que ser otra cosa?” (Sí, puedo). “¿Hay algo de malo en mí?” (No). “¿Necesito algo del futuro para ser feliz?” (Claro que no, porque la felicidad soy yo mismo y estoy en este momento, nunca en otro). Aspiré la basura de mi mente con la aspiradora de mi conciencia y me sentí libre, brillante y poderoso.

En este estado de plenitud fui a jugar al tenis. Fue una espléndida mañana soleada y la pasé hermoso, libre de exigencias y sentido de competencia. Luego almorcé con una amiga un rato y volví a generarme espacio para mirar hacia adentro sin distracciones. Me fui a la plaza a estar conmigo y con el sol, que masajeó suavemente mi rostro y me energetizó.

Volví a casa, la cual mantengo bella, ordenada y limpia, pues se siente mejor así. Merendé mirando un video de un maestro iluminado con el cual estoy sintonizado en esta etapa de mi camino. Más de una hora escuchando enseñanzas sobre la verdad de quién soy. Cada palabra que sale de su boca es un diamante y cada discurso un tesoro. Me hizo muy bien. Después me senté en silencio y medité una hora. Antes de dormir escribí unas enseñanzas y miré otro videíto de este maestro de unos minutos. Me quedé sintiendo mi presencia y observando los pensamientos que aparecían hasta que me dormí.

Durante el día miré muy poco el celular y sólo me escribí unas líneas con pocas personas. Más que nada me di espacio para mirar hacia adentro y ser. Cada vez le creo menos a la voz en mi cabeza, por lo tanto no tengo problemas. Hace un par de años un domingo así era mi sueño más glorioso, ya que atravesaba por una profunda angustia y una desgarradora desolación interior.
¿Y vos? ¿Cuanto te dedicás? ¿Cuan comprometido estás con tu sanación? ¿Cuanto poder le das a tu mente? ¿Cuanto permitís que el mundo exterior te hipnotice? ¿Cuanto te desconectás del celular y cualquier estímulo que robe tu atención y la saque de tu interior? ¿Cual es el tamaño de tu fe? ¿Cuan incondicionalmente abrazás a tu angustia y vacío? ¿Cuanto tiempo-espacio le das a tu soledad para tu florecimiento? ¿Cuánto verdaderamente deseás liberarte de las cadenas de los condicionamientos y volar feliz para siempre?”

Ivo

Hoy

“Hoy la pelea que doy
es quererme más
Hoy el grito que doy
es silencio
Hoy te pido perdón
si te lastimé el corazón
Hoy no quiero lo que me hace mal
lo oscuro del juego
Hoy que es tiempo de sanar
las heridas del tiempo
Hoy que pronto será ayer
regálate el momento
Hoy pude ver quien soy
conocerme más
Hoy que el veneno
encontró su remedio
Hoy me doy el perdón
si me lastimé el corazón
Hoy vale más despertar
que soñar en este juego
Hoy que es tiempo de sanar
las heridas del tiempo
Hoy que es tiempo de ser luz
esa es mi revolución
Llenar de amor mi sangre
y si reviento
Que se esparza en el viento
el amor que llevo adentro
Esa es mi revolución”

una canción casi un himno genial
***Mi revolución – Cuatro pesos de propina

Y que es volar

Sabes que puedes volar?
¿Y que es volar?

Es comenzar por tener un sueño.
Es estar comprometido con los sueños.
Es tener confianza en si mismo.
… Es aceptar lo que no se puede cambiar.

Es saber cambiar el tiempo.
Es volver a empezar.
… Es reconocerme en mis logros.
Es reconocer que me equivoqué y pedir perdón.
Es reconocer que detrás de cada acierto puede haber muchos fracasos.

Es enamorarse de lo que uno hace.
Es no postergar y hacer algo ahora.
Es darse cuenta de que estás eligiendo a cada momento.
Es reconocer las propias debilidades y fortalezas.
Es no parar jamás hasta conseguir los sueños.
Es saber con que fin hacemos las cosas.

Es no mirar hacia atrás.
Es actuar con entusiasmo.
Es transitar caminos desconocidos.
Es probar hacer algo que nunca hicimos.
Es probar hacer algo de una manera diferente.
Es saber que no estamos solos.

Es no rendirse jamás.
Es disfrutar de cada momento
Es disfrutar del tiempo libre.
Es accionar ya.
Es inventar un nuevo paso de baile cuando el anterior no funciona.
Es pensar en positivo.

Es tener las metas claras.
Es tener perseverancia en la búsqueda que deseas.
Es estar preparado para ver la oportunidad.
Es desarrollar la creatividad.
Es utilizar la imaginación.
Es recomenzar con el mismo entusiasmo.

Es tener la paciencia necesaria.
Es tener claridad en el propósito.
Es dejar una huella para que otros puedan seguirla.
Es arriesgar.

Es hacer cosas nuevas todos los días

Keka Luthar